Clío en el espejo

¡Hola, bienvenid@!. Cada uno de nosotros construye y, a la vez, es construido por su historia en el espejo. Y la historia siempre llega a ser diáfana. Espero conocer de tus historias, aquí comparto de las mías. Muchas gracias por la visita. ¡Éxitos y bendiciones!

Lo último

El objeto de mi deseo

 
"Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a si mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros." (Filipenses 2:3)

Una vez alguien me preguntó cuál era mi ambición, yo no respondí nada porque en realidad yo no tenía ninguna ambición, de hecho la considero una palabra negativa, lo que yo tengo son aspiraciones, y en realidad a la sazón tenía sólo una y esa era ser feliz en el  servicio a Dios. Esa fue mi única aspiración por mucho tiempo –desearía que aún lo fuera- hasta que caí presa del deseo que se generó en mi por un sentimiento profundo que nunca busqué sentir. Mi aspiración de ser feliz en el servicio se circunscribió entonces a lograrse a través de la materialización de ese sentimiento de amor, de servir y ser servida por ese amor.

El amor en todas sus modalidades, puede ser como el pensamiento, puede llenarnos de gran sabiduría, bondad y felicidad, o sumergirnos en una infernal cárcel de tristeza y dolor sin límites.  

Según la segunda Noble Verdad del budismo es el deseo la causa del sufrimiento, y la tercera Noble Verdad habla de cómo cuando cesa el deseo, cesa el sufrimiento y se alcanza el llamado Nirvana.

Profeso la fe cristiana, mas siempre he encontrado en la historia y doctrina budista muchas anécdotas y enseñanzas valiosas. El deseo como la causa del sufrimiento es una de ellas (que también la afirma la Biblia en Santiago 1:15), sin embargo, creo que el deseo no se puede generalizar sea todo malo y digno de desprenderse de él, porque es claro que deseo como “sed de vivir” de la cual es sinónimo en el budismo, es algo que es necesario en la vida aunque genere dolor, como dice la Biblia “el amor es sufrido”( 1 Corintios 13:4).  Pero esa “sed de vivir” o deseo debe enfocarse en el otro, siempre en el otro, porque cuando se tiene “sed de vivir” para uno mismo y se tiene el deseo de satisfacernos personalmente es allí donde el deseo y el sufrimiento es negativo y no tienen ningún valor, incluso si amamos con todo el corazón y queremos bendecir al otro.

Hay que amar hasta que duela como decía la Madre Teresa de Calcuta, pero hay que enfocarse en amar al otro y sentir por y para el otro, en ser un instrumento en las manos de Dios para el servicio a los otros. Así lo experimenté, en el pasado siempre quise vivir con, por y para la felicidad del otro, amé y sufrí con, por y para el otro, nunca me enfocaba en mí y tenía una vida feliz en el Señor. Hasta que me encontré con el deseo de querer ser yo también ese otro, de ser yo también amada y no solamente amar. A partir de allí torné mi vida un caos y con mi deseo nublé mi existencia y llegué a sumergirla en ese sufrimiento del que habla el budismo. Ese tipo de deseo es el del que hay que liberarse.

“Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.” (Santiago 1:15)
 
Extracto del discurso Sobre el Amor
(En: El Profeta de Khalil Gibran (1883-1931), poeta y escritor libanés)

Pero si en vuestro temor sólo buscáis la paz del amor
y el placer del amor,
Entonces más vale que cubráis vuestra desnudez y
salgáis de la era del amor,
Para que entréis en el mundo sin estaciones, donde
reiréis, pero no todas vuestras risas, y lloraréis, pero no
todas vuestras lágrimas.
 
El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.
El amor no posee, y no quiere ser poseído.
Porque al amor le basta con el amor.

Cuando améis no debéis decir "Dios está en mi corazón",
sino más bien "estoy en el corazón de Dios".
Y no penséis que podéis dirigir el curso del amor,
porque el amor, si os halla dignos, dirigirá él vuestros
corazones.
El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su
plenitud.
Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean estos:
De diluiros en el amor y ser como un arroyo que
canta su melodía a la noche.
De conocer el dolor de sentir demasiada ternura.
De ser herido por la comprensión que se tiene del amor.
De sangrar de buena gana y alegremente.
De despertarse al alba con un corazón alado y dar
gracias por otra jornada de amor;
De descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis
del amor;

De volver a casa al crepúsculo con gratitud,
Y luego dormirse con una plegaria en el corazón para
el bien amado, y con un canto de alabanza en los labios.
 

Temas a elegir:

Reflexiones Historia Canciones Libros propósito Biblia Relatos Concursos Poemas Frases Microrrelatos Películas #ReflexionaEsto Ciencia Educación amor pasado vida Khalil Gibran Personajes concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA IMAGEN Historia de Venezuela ciencia en tu vida concurso "FRASELETREANDO" concurso MICROFANTASY concurso de Microrrelatos "MICROLOVE" muerte Ciencias Sociales Representaciones Sociales Siglo XX Venezuela quimera Antropología TresDíasTresCitas amistad avanzar el otro #Historia #ViveLaHistoria #PasiónPorLaHistoria #TriviaRespuesta #TriviaHistoria #Trivia Cuentos Educación a Distancia El Profeta Espíritu Santo Funcionalismo Historiografía John Lennon Rosario Castellanos The Beatles adiós buscar destino dolor encontrar libertad plan de Dios proyecto de vida ser feliz servicio soledad tiempo verdad voluntad de Dios y si #creaunahistoria A day in the life ABBA Alice Herz-Sommer Ananké Anne Hathaway Así habló Zarathustra Augusto Cury Beatriz Alicia García Bee Gees Black Wolf Award Canción del Elegido Cesare Pavese Ciudadanía 2.0 Concurso “Mil Maneras de Morir” Cover my eyes Edgar Allan Poe El Idiota El breve espacio en que no estás El cuervo El principito El privilegio de amar Ensayo Estructuralismo Fiódor Dostoyeski Gané Mi Paz Gloria Estefan Google+ Haiku Heródoto Histoire du Cinema Historiografía Cristiana Historiografía Eclesiástica How I dreamed a dream I started a Joke In my life Interpretación de la Biblia Jabberwocky Jacinto Convit Jean Luc Godard Joan Manuel Serrat Ku Klux Klan Lewis Carroll Los Miserables Lucero y Mijares Luciano Pereyra Luis Miguel Luz de mis ojos Marillion Mecano Microcuentos Ministerio de la Defensa de Venezuela Mr Magorium Naturaleza Muerta Oscar Wilde Pablo Milanés Palabras de Amor Paráclito Pimpinela Premios Parabatais Pueblo Blanco Puedes llegar Rebelión Boxer Regla de Oro Rubén Blades Serrat Sin ti Soledad Bravo Talibán Tucídides Tácito Tú puedes Walt Whitman X-Men a diario abandono análisis crítico bondad búsqueda calidad de vida cambio catarsis cielo complejidad concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA CANCIÓN concurso de Microcuentos "MICROTERROR III" concurso de relatos "DEL MÁS ALLÁ" concurso de relatos "LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO" concurso de relatos "SAN VALENTÍN" concurso “FRASES EN IMÁGENES” consolación controlar los pensamientos crear deber decisión deseo desesperanza desvanecerse dime ven el ruiseñor y la rosa esclavitud espejo esperar existencia abierta gatos hechos sociales holismo imágenes no visualizadas Google+ indiferencia lazos lecciones madre. mamá maestra vida método científico niñez no generalizar objetivos oportunidad paradigmas plan a cuadros plan biográfico plan comparativo plan morfológico poder de la música presentación resumida querer racionalismo ser duros serendipia ternura tristeza una vida iluminada utilidad verdad cognoscible