Clío en el espejo

¡Hola, bienvenid@!. Cada uno de nosotros construye y, a la vez, es construido por su historia en el espejo. Y la historia siempre llega a ser diáfana. Espero conocer de tus historias, aquí comparto de las mías. Muchas gracias por la visita. ¡Éxitos y bendiciones!

Lo último

Algo de estudio histórico: “El queso y los gusanos. El cosmos, según un molinero del siglo XVI”


Resumen: “El queso y los gusanos. El cosmos, según un molinero del siglo XVI[1]
 
La historia elitesca ha dejado de ser hegemónica y ya se habla de la historia de los de abajo, al menos se hacen preguntas al respecto, ya que historiar a los de abajo se dificulta toda vez que existen pocas fuentes que se refieran a la visión desde abajo. El texto El queso y los gusanos constituye uno de los pocos ejemplos que ofrece información referente a los clases menos privilegiadas, toda vez que hace referencia a un molinero de la región italiana de Friuli, permitiendo conocer un poco referente a esa “cultura popular”.
 
El término cultura ha sido asociado a lo referido a las clases subalternas en los últimos tiempos, previamente se consideraba como folklore, demonología, historia de las tradiciones, etc. (términos cargados de sentir despectivo); el término “cultura primitiva” es el que más idóneamente se asocia a la cultura de la clase de los de abajo, para darle un carácter de interés sin menosprecio a lo hecho por los subalternos como pasaba en el pasado, ya que en la subalternidad de las clases se consideraban también subalternas las culturas; se había considerado a la cultura de las elites como superior a la de las clases subalternas, y que estas últimas adquirían su cultura de las primeras, lo cual es cuestionado por los historiadores en la actualidad.
 
El carácter oral de las fuentes de la cultura de las clases subalternas también constituye una traba para su análisis, y también cuando son escritas pues muchas veces es difícil comprenderlas. Por otro lado, hay que saber diferenciar también cuando más que estudiar las cultura creada por las clases subalternas, se esté estudiando la cultura impuesta a las clases subalternas. Por ejemplo, Mandrou  analizó los almanaques, coplas, recetas, narraciones de prodigios, vida de santos (literatura de colportage) para determinar el impacto de estos contenidos en las clases de abajo durante el Antiguo Régimen, definiendo dicha literatura Mandrou como aculturación para las clases de abajo, pero dándole demasiada importancia a dicha literatura dentro de una sociedad donde los campesinos que sabían leer eran una minoría y pocos podían tener acceso a dicha información, confundiendo entonces la cultura de las clases populares cono la cultura impuesta a las masas populares. Bollème también confundió los términos dándole a la literatura de colportage un carácter de cultura popular influenciada por la religión.
 
Según estudios de Bachtin, la Gargantúa o Pantagruel de Rabelais permiten conocer más sobre la cultura popular que la literatura de colportage, pues se aborda el tema carnavelesco que contrasta y relaciona la cultura de la clase dominante con de las subalternas. El proceso de selección de fuentes para el estudio de la cultura popular debe estar abierto a considerar distintas fuentes sin descartarlas por considerarlas de poco aporte y no tomar un carácter netamente positivista, teniendo en cuenta que “la cultura popular” no “existe fuera del gesto que la suprime”. Foucault estudia la cultura de los de abajo desde la visión de los elementos que buscan excluirla, es decir la cultura de los excluidos y como ésta se excluye por los dominantes.
 
En el estudio de la brujería por parte de Ginzburg el caso de los benandanti es paradigmático de cómo la cultura popular puede ser autónoma de la cultura de la clase dominante, igual que en el caso del molinero Menocchio protagonista del libro El queso y los gusanos, donde se determina que en varios de sus razonamientos hay una diferenciación con todo lo dominante, pero por otro lado también hay elementos muy relacionados con lo dominante. El caso de Menocchio, siendo que es de una sola persona se aleja de la historia de las ideas cuantitativa o de la historia religiosa  seriada, así que su ejemplo puede ser considerado poco útil para los historiadores que consideran que la historia desde abajo debe ser antes que nada cuantitativa y considerar masas.  No obstante, estudiar al individuo aisladamente puede extrapolarse a caracterizar algo dentro al estrato social al que pertenece, teniendo en cuenta el riesgo de caer en reduccionismos o en historia événementielle, pero tratando de evitarlos.
 
En el caso del molinero Menocchio, siendo que es un campesino poco común, constituye un caso, dígasele borde, que puede ser representativo para determinar, por ejemplo, qué era lo frecuente y qué no para la época, además de que ofreciendo varios casos individuales se puede llegar entonces a cuantificar. El molinero Menocchio da cuenta de la literatura a la que tuvo acceso, dándose cuentas del desfase entre lo leído y la forma en que lo analizó Menocchio.
 
Temas cono la tolerancia, la religión como concepto moral promovidos por los grupos de elite de la época del molinero, son manejados de manera que parecieran tener un carácter propio y no producto de la influencia de las elites. Si se estudia el caso del molinero restringido a la historia de las mentalidades, la cual maneja “elementos inertes, oscuros, inconscientes de una determinada visión del mundo” se dejaría de lado en este caso los elementos de carácter racional propia de la historia cultural y de las ideas, además que habría que tener en cuenta el carácter comparativo interclasista (entre uno y el otro) y colectivo de la historia de las mentalidades y tener que comparar a Menocchio con los otros y posiblemente buscar extrapolar un solo caso a la colectividad, cosa que como se mencionó debe evitarse, y que incluso, destacados historiadores como Lucien Febvre han cometido con análisis como el de Febvre referente a Rabelais y su época.
 
Así, para el estudio de Menocchio se considera más idóneo el de cultura popular que el de mentalidad colectiva, dando entonces más énfasis a una cultura dígase autónoma analizada lo más posible deslindada de la cultura de la elite. La imprenta y la Reforma permitieron la difusión y la posibilidad de expresar las ideas, respectivamente, para el caso del molinero Menocchio. El desarrollo histórico de la época continuó dando privilegios a la cultura de las elites en detrimento de la cultura popular, donde voceros de dicha cultura como Menocchio se eliminan, por ejemplo, en la hoguera. Menocchio permite contar la otra historia, la historia de los que fueron cambiando para dar paso a nuestros días, de nuestros precursores, constituye el molinero una suerte de eslabón perdido que permite ir haciendo más pleno el pasado que lo será completamente con una “humanidad redenta”.

Realizado por: Pérez, Mery



[1] Carlo Ginzburg. El queso y los gusanos. El cosmos, según un molinero del siglo XVI. Barcelona. Muchnik Editores. 1986. pp. 13-28

Créditos:
 
photo credit: El molí i el sol via photopin (license)

Temas a elegir:

Reflexiones Historia Canciones Libros propósito Biblia Relatos Concursos Poemas Frases Microrrelatos Películas #ReflexionaEsto Ciencia Educación amor pasado vida Khalil Gibran Personajes concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA IMAGEN Historia de Venezuela ciencia en tu vida concurso "FRASELETREANDO" concurso MICROFANTASY concurso de Microrrelatos "MICROLOVE" muerte Ciencias Sociales Representaciones Sociales Siglo XX Venezuela quimera Antropología TresDíasTresCitas amistad avanzar el otro #Historia #ViveLaHistoria #PasiónPorLaHistoria #TriviaRespuesta #TriviaHistoria #Trivia Cuentos Educación a Distancia El Profeta Espíritu Santo Funcionalismo Historiografía John Lennon Rosario Castellanos The Beatles adiós buscar destino dolor encontrar libertad plan de Dios proyecto de vida ser feliz servicio soledad tiempo verdad voluntad de Dios y si #creaunahistoria A day in the life ABBA Alice Herz-Sommer Ananké Anne Hathaway Así habló Zarathustra Augusto Cury Beatriz Alicia García Bee Gees Black Wolf Award Canción del Elegido Cesare Pavese Ciudadanía 2.0 Concurso “Mil Maneras de Morir” Cover my eyes Edgar Allan Poe El Idiota El breve espacio en que no estás El cuervo El principito El privilegio de amar Ensayo Estructuralismo Fiódor Dostoyeski Gané Mi Paz Gloria Estefan Google+ Haiku Heródoto Histoire du Cinema Historiografía Cristiana Historiografía Eclesiástica How I dreamed a dream I started a Joke In my life Interpretación de la Biblia Jabberwocky Jacinto Convit Jean Luc Godard Joan Manuel Serrat Ku Klux Klan Lewis Carroll Los Miserables Lucero y Mijares Luciano Pereyra Luis Miguel Luz de mis ojos Marillion Mecano Microcuentos Ministerio de la Defensa de Venezuela Mr Magorium Naturaleza Muerta Oscar Wilde Pablo Milanés Palabras de Amor Paráclito Pimpinela Premios Parabatais Pueblo Blanco Puedes llegar Rebelión Boxer Regla de Oro Rubén Blades Serrat Sin ti Soledad Bravo Talibán Tucídides Tácito Tú puedes Walt Whitman X-Men a diario abandono análisis crítico bondad búsqueda calidad de vida cambio catarsis cielo complejidad concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA CANCIÓN concurso de Microcuentos "MICROTERROR III" concurso de relatos "DEL MÁS ALLÁ" concurso de relatos "LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO" concurso de relatos "SAN VALENTÍN" concurso “FRASES EN IMÁGENES” consolación controlar los pensamientos crear deber decisión deseo desesperanza desvanecerse dime ven el ruiseñor y la rosa esclavitud espejo esperar existencia abierta gatos hechos sociales holismo imágenes no visualizadas Google+ indiferencia lazos lecciones madre. mamá maestra vida método científico niñez no generalizar objetivos oportunidad paradigmas plan a cuadros plan biográfico plan comparativo plan morfológico poder de la música presentación resumida querer racionalismo ser duros serendipia ternura tristeza una vida iluminada utilidad verdad cognoscible