Clío en el espejo

¡Hola, bienvenid@!. Cada uno de nosotros construye y, a la vez, es construido por su historia en el espejo. Y la historia siempre llega a ser diáfana. Espero conocer de tus historias, aquí comparto de las mías. Muchas gracias por la visita. ¡Éxitos y bendiciones!

Lo último

Algo de estudio histórico: Civilización mundial, ciencia y tecnología: ¿sólo progreso?


Civilización mundial, ciencia y tecnología: ¿sólo progreso?


Lejos de querer ofrecer una visión escatológica para especificar los efectos de la visión cultual del hombre de la Civilización Mundial con respecto a los avances en la ciencia y la tecnología a lo largo de esta era industrial,  ni tampoco querer entrar en diatribas morales -que por lo demás considero no está mal que se haga- me propongo a desarrollar un breve comentario de los efectos que la visión progresista del hombre de la Civilización Mundial ejerce en su visión del futuro tal como la que ha ejercido en su visión del pasado al desestimarlo por atrasado, caduco y bárbaro, similarmente el hombre de la Civilización Mundial espera un futuro promisorio gracias al desarrollo de la ciencia y la tecnología y de ninguna manera quiere pensar que algo lo pueda cambiar y que ha llevado este hombre de la Civilización Mundial a desestimar los efectos negativos que pueden provocar y que provocan los avances científico-tecnológicos sobre todo por su mal uso o sobre uso.
            La idea de progreso, ya pregonada en el siglo XVIII por el filósofo francés Voltaire –pesudónimo de François Marie Arouet-, en su visión filosófica de la historia, y también puesta en entredicho por el mismo Voltaire al ser testigo de catástrofes naturales como el terremoto que destruyó a la ciudad de Lisboa en 1755, si bien ha encontrado sus detractores a lo largo de toda esta era industrial, no cabe duda que constituye una premisa en la mente del hombre que vive en esta sociedad de la ciencia y la tecnología, en la así considerada era de la información o era del progreso. Siendo que soy una persona amante de la ciencia y de la historia debo confesar que me llegó a costar entender y más aún a aceptar que, estrictamente hablando, la historia no es una ciencia aunque maneje un rigor en el proceso de desarrollar el discurso histórico.
 
             En cierto modo, uno esperaba que, como saber, la historia progresara hacia el supuesto saber paradigmático e ideal, esto es, hacia una ciencia. Y así sucede en general con todo lo que el hombre espera del desarrollo del mundo en esta Civilización Mundial, que todo progrese sino hacia la perfección al menos hacia algo mejor en un optimismo contradictorio, pues es claro que no todo es color de rosa en este mundo global de la Civilización Mundial en el que vivimos, así el hombre de la Civilización Mundial ha sido testigo de terribles guerras, no sólo las dos Grandes Guerras que se dieron en la primera mitad del siglo pasado –llamadas Guerras Mundiales toda vez que acaecían en esta Civilización Mundial- sino que luego llegó la llamada Guerra Fría y las demás guerras que se han vivido a lo largo de todo el siglo XX y lo que va del XXI, además ha sido testigo de la pobreza que arrasa con la vida de cantidad indefinida de personas, de los problemas económicos que ocurren hasta en las economías más avanzadas como la crisis de la economía mundial que estalló en septiembre de 2008 o la depresión de 1929, de los problemas medioambientales que acaecen en la actualidad y que vislumbran en el futuro cercano graves problemas para la Civilización Mundial.
 
           El próximo once (11) de noviembre se celebran noventa y seis (96) años de la firma del armisticio de Rethondes firmado en 1918, que abrió el camino hacia la paz y el fin de la Primera Guerra Mundial, guerra que el hombre de la Civilización Mundial consideró sería la guerra que pondría fin a las demás guerras, cosa que no ocurrió como lo demuestra la historia, así, nada más pasados veintiún (21) años de la Primera Guerra Mundial se dio inició a la Segunda Guerra Mundial, mucho más cruenta que la primera e incluso de mayor duración, pese a que el hombre esperaba que no se dieran más guerras. Con los progresivos avances en la ciencia y la tecnología se convirtió en una constante que el hombre de la Civilización Mundial en su visión cultual hacia los logros humanos a través de los avances de la ciencia y la tecnología –que sin duda han sido muchos- no vislumbre obstáculos que puedan frenar el progreso de la Civilización Mundial.
Debido a una de las catástrofes naturales que se dieron en Haití, supe que en dicho país la electricidad es escasa por no decir inexistente, cosa que me sorprendió ocurriera en un país de América –pese a la pobreza conocida de un país como Haití-, siendo el continente americano uno en donde existen plantas hidroeléctricas de las más avanzadas del mundo y además me parecía algo inconcebible que en pleno siglo XXI hubiesen lugares sin electricidad y mucho menos tan cerca. Dado el hecho comencé a investigar al respecto en Internet, y descubrí que en general, se consideraba una anacronía que ocurriera escasez eléctrica en dicho país, que eso representaba a todas luces un atraso de dicha sociedad y supe  de propuestas de ofrecer energía eléctrica a Haití por parte de grandes compañías. En ningún caso, hubo un atisbo de considerar que el uso restringido de electricidad por parte de los haitianos tenía un efecto positivo para el medio ambiente dado que la poca electricidad que se manejaba en Haití contribuía a evitar el desarrollo del llamado Calentamiento Global - el cual vislumbra efectos catastróficos para el medioambiente mundial-.
 
Con esto no quiero decir que apoye la no existencia de electricidad en Haití, considero ciertamente que es un atraso, personalmente no me imagino en un mundo sin electricidad –aunque considero que se puede utilizar de forma concientizada la energía eléctrica-, pero lo que quiero apuntar es que este constituye un ejemplo de cómo el hombre de la Civilización Mundial en su visión panegirista de la ciencia y la tecnología, se olvida de que el uso indiscriminado de dichos avances genera efectos, por ejemplo, en el ambiente, que no se deben dejar a un lado pues constituyen verdaderas amenazas a la supervivencia del planeta Tierra –donde se desarrolla la vida del hombre de esta Civilización Mundial-.
 

Este hombre de la Civilización Mundial más que considerarse a sí mismo panegirista de la ciencia y la tecnología considera panegiristas a los ambientalistas a los que considera como diríamos en términos populares, siembran el terror al exagerar en los “supuestos” efectos negativos de, por ejemplo, el alto consumo de energía para el ecosistema por el incremento en el calentamiento global. Quizá piense el fiel defensor de la ciencia y la tecnología de la Civilización Mundial que esta misma ciencia y tecnología ofrecerá las soluciones requeridas para evitar cualquier retroceso o destrucción posible, pero si el lugar donde se desarrolla la Civilización Mundial perece, con él perecerá el hombre de la Civilización y con él también toda su ciencia y tecnología. ¡Y acaso ya haya ocurrido en el pasado!.

 
Por: Mery Pérez
 
 

Temas a elegir:

Reflexiones Historia Canciones Libros propósito Biblia Relatos Concursos Poemas Frases Microrrelatos #ReflexionaEsto Películas Ciencia Educación amor pasado vida Khalil Gibran Personajes concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA IMAGEN Historia de Venezuela ciencia en tu vida concurso "FRASELETREANDO" concurso MICROFANTASY concurso de Microrrelatos "MICROLOVE" muerte Ciencias Sociales Representaciones Sociales Siglo XX Venezuela quimera #Historia #ViveLaHistoria #PasiónPorLaHistoria #TriviaRespuesta #TriviaHistoria #Trivia Antropología TresDíasTresCitas amistad avanzar el otro Cuentos Educación a Distancia El Profeta Espíritu Santo Funcionalismo Historiografía John Lennon Rosario Castellanos The Beatles adiós buscar destino dolor encontrar libertad plan de Dios proyecto de vida ser feliz servicio soledad tiempo verdad voluntad de Dios y si #creaunahistoria A day in the life ABBA Alice Herz-Sommer Ananké Anne Hathaway Así habló Zarathustra Augusto Cury Beatriz Alicia García Bee Gees Black Wolf Award Canción del Elegido Cesare Pavese Ciudadanía 2.0 Concurso “Mil Maneras de Morir” Cover my eyes Edgar Allan Poe El Idiota El breve espacio en que no estás El cuervo El principito El privilegio de amar Ensayo Estructuralismo Fiódor Dostoyeski Gané Mi Paz Gloria Estefan Google+ Haiku Heródoto Histoire du Cinema Historiografía Cristiana Historiografía Eclesiástica How I dreamed a dream I started a Joke In my life Interpretación de la Biblia Jabberwocky Jacinto Convit Jean Luc Godard Joan Manuel Serrat Ku Klux Klan Lewis Carroll Los Miserables Lucero y Mijares Luciano Pereyra Luis Miguel Luz de mis ojos Marillion Mecano Microcuentos Ministerio de la Defensa de Venezuela Mr Magorium Naturaleza Muerta Oscar Wilde Pablo Milanés Palabras de Amor Paráclito Pimpinela Premios Parabatais Pueblo Blanco Puedes llegar Rebelión Boxer Regla de Oro Rubén Blades Serrat Sin ti Soledad Bravo Talibán Tucídides Tácito Tú puedes Walt Whitman X-Men a diario abandono análisis crítico bondad búsqueda calidad de vida cambio catarsis cielo complejidad concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA CANCIÓN concurso de Microcuentos "MICROTERROR III" concurso de relatos "DEL MÁS ALLÁ" concurso de relatos "LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO" concurso de relatos "SAN VALENTÍN" concurso “FRASES EN IMÁGENES” consolación controlar los pensamientos crear deber decisión deseo desesperanza desvanecerse dime ven el ruiseñor y la rosa esclavitud espejo esperar existencia abierta gatos hechos sociales holismo imágenes no visualizadas Google+ indiferencia lazos lecciones madre. mamá maestra vida método científico niñez no generalizar objetivos oportunidad paradigmas plan a cuadros plan biográfico plan comparativo plan morfológico poder de la música presentación resumida querer racionalismo ser duros serendipia ternura tristeza una vida iluminada utilidad verdad cognoscible