Clío en el espejo

¡Hola, bienvenid@!. Cada uno de nosotros construye y, a la vez, es construido por su historia en el espejo. Y la historia siempre llega a ser diáfana. Espero conocer de tus historias, aquí comparto de las mías. Muchas gracias por la visita. ¡Éxitos y bendiciones!

Lo último

Algo de estudio histórico: Análisis de documentos


 
Análisis de documentos:  
Documento en Actas del Cabildo. Sesión 26 de Octubre de 1896.

TRANSCRIPCIÓN

                                                                       Folio 1

  1                                                                   Ciudadano

  2                                           Presidente del Concejo Municipal.

  3 Cristina de Castro, viuda de Juan

  4 Bautista Castro, mayor de veinte y un año [sic]

  5 y vecina de esta ciudad, ante Usted,

  6 con el debido respeto expongo que

  7        Habiendo el Sr. General Andres [sic]

  8 Guardia obtenido de ese Ilustre Concejo,

  9 con fecha 6 de abril de 1894, el

10  privilegio exclusivo de dar bailes

11 públicos en el Mercado de San Pablo,

12 segun [sic] los requisitos que constan

13 en un oficio de la Presidencia de

14 ese cuerpo, marcado con el no 41, cuyos

15 derechos fueron traspasados con fecha

16 ocho de Agosto de 1895 á [sic] mi finado

17 esposo, solicita de esa corporación el

18 permiso de comenzar los consabidos

19 bailes bajo idénticas formas o condi-

20 ciones á [sic] las ya especificadas por ese

21 Concejo, á [sic] partir del dia [sic] 28 de Octubre

22 del corriente año hasta el término

23 ya indicado en la escritura correspon-

24 diente

25                    a la vuelta

 

__________________________________________________________________________

                                                                       Folio 1 vuelto

 1 Es justicia que espero en Caracas

 2 á [sic] 26 de septiembre de 1896

 3                                                                                                   Por Cristina de Castro

 4                                                                                                   Felix R. Landaeta [firmado]


Análisis crítico

El documento analizado referente a la solicitud de permiso exclusivo para realizar bailes públicos en el mercado de San Pablo permite definir dos características importantes claves  a validar mediante investigación histórica atribuibles a dichos eventos, a saber: la asidua concurrencia a eventos de ese tipo y la consecuente rentabilidad económica de los mismos. 
El documento establece una cronología válida y verificable de solicitudes por parte de tres interesados, y particularmente en el caso del interés de la autora del documento, la Sra. Cristina de Castro -viuda de Juan Francisco Castro, quien tenía previamente los derechos de realizar los bailes mencionados- se manifiesta la posibilidad de la viuda de obtener un mecanismo de subsistencia económica importante, que da muestras de que los previos poseedores de los permisos habían obtenido beneficios favorables. 
            Cabe destacar que en el análisis realizado no se obtuvo una información concluyente en cuanto a si  la viuda Cristina de Castro obtuvo el permiso solicitado pues se encontró que en las Actas del Cabildo en la sesión del día 26 de octubre del año 1896 -un mes después de la redacción del documento analizado- se tiene en consideración la solicitud de la Sra. de Castro en el apartado No. 12 de dicha sesión. No obstante, la sesión concluyó sin una definición de aprobación o negación de la solicitud, y se revisó el período restante del año 1896 en las Actas del Cabildo y tampoco se encontró la decisión tomada.  En la Gaceta Oficial del año 1896 también se revisó y no se encontró mención a dicha solicitud, pero si se encontró en la Gaceta Oficial del Sábado 7 de abril de 1894 lo referente a la solicitud del General Andrés Guardia –mencionado por la viuda en el documento- para la realización de bailes públicos en la plaza, indicando la Gaceta mencionada que fue aprobada dicha solicitud.
Particularmente la Sra. de Castro requería comenzar a ofrecer dichos bailes a partir del día 28 de octubre de 1896, fecha en la cual se solía celebrar el onomástico del Libertador con una pomposa celebración como indican muchos autores, como Guillermo José Schael en Caracas, la ciudad que no vuelva menciona: “La Estatua Ecuestre del Libertador fue erigida en la Plaza Mayor de Caracas.... El bergantín ‘Thora’ en el cual fuera embarcada la estatua encalló frente a Los Roques, contratiempo que determinó postergar por unos día la fecha original prevista para su inauguración, la del 28 de octubre de aquel mismo año, onomástico del padre de la Patria”[1], y que la memoria de la Gobernación del año 1896 refiere en los documentos de las Festividades Nacionales en el documento No. 78. También en la Gaceta Oficial No. 6847 del día Viernes 23 de Octubre de 1896 se hace mención a las actividades pautadas para la celebración del 28 de octubre. Sin embargo, como se mencionó anteriormente para el día 28 de Octubre según lo verificado en las Actas del Cabildo la Sra. de Castro no había obtenido respuesta aprobatoria a su solicitud por lo que no podría haber organizado la celebración de bailes públicos en esa fecha.
            Una de las festividades muy proclives a generar concurrencia y beneficios económicos para finales del siglo XIX era el Carnaval –la memoria de la Gobernación del año 1986 en el documento 80 referente a Diversiones Públicas provee la información referente a las actividades pautadas para la fecha que incluían valiosas premiaciones en bolívares para los mejores participantes (a saber, 1000 Bs. para mejores disfraces y 1000 Bs. para los mejores coches participantes)- y efectivamente la Sra. de Castro estaba interesada en realizar los bailes públicos también en fechas de Carnaval pues como lo menciona el Acta del Cabildo en la sesión del día 26 de Octubre de 1896, No. 12, la Sra.  de Castro solicitaba la realización de bailes públicos de disfraces.
            Otro factor determinante de la rentabilidad de la realización de bailes públicos en el mercado de San Pablo es la pertenencia del mismo a la zona denominada calle del Comercio como lo menciona Arellano Moreno citando al Consejero Lisboa para 1862: “Las tiendas y comercios ocupan principalmente  las calles de Leyes  Patrias y de San Pablo. En ellas se encuentran gran profusión de mercancías y quincallería inglesa, francesa, alemana y americana[2].
            Los beneficios económicos de los bailes públicos y celebraciones populares eran tanto para los contratistas organizadores de los eventos, para las bandas, músicos, artistas, el pueblo participante y también para la Gobernación del Distrito Federal ya que como lo indica la memoria de la Gobernación del Distrito Federal del año 1896 en referente a Rentas Municipales se tuvo un ingreso de 10.961 Bs. del total de 2.578.724,39 Bs. que se tuvo como ingreso para ese año, lo cual representa un 0,004% del total de ingresos, que aunque mínima cantidad supera, por ejemplo, al ingreso por concepto del Mercado de San Pablo que fue para ese mismo año de 5.358,50 Bs. Como bien lo menciona José María Salvador en su libro Efímeras Efemérides “... las solemnidades públicas ponen en movimiento no pocos engranajes de la maquinaria productiva del país. El desarrollo y la culminación exitosa de tan ostentosos festejos –previo contrato gubernamental o por iniciativa propia- incontables artistas, artesanos, comerciantes industriales y productores de bienes y servicios (pintores, escultores, arquitectos, pirotécnicos, expertos en iluminación, carpinteros, decoradores, marqueteros, sastres, floristeros, reposteros, talabarteros) trabajen con presuroso afán para producir en breves días los múltiples y complejos elementos de la escenografía urbana y de los espectáculos programados, poniendo así en rápida circulación una apreciable masa de dinero en materiales y servicios profesionales”[3]
El documento analizado -junto con muchos otros que existen referentes a solicitudes como la de la Sra. de Castro en referencia a diversiones públicas en las plazas- constituye una fuente válida a partir de la cual realizar un análisis para iniciar un estudio histórico del impacto económico y social de las festividades y bailes públicos en las plazas en Venezuela hacia finales del siglo XIX.
 


[1] Guillermo José Schael. Caracas, la ciudad que no vuelve. Caracas. Armitano Editores, 1996. p. 58.
[2] A. Arellano Moreno. Caracas, su evolución y su régimen legal. Madrid. Ediciones Edime. “da. Edición, 1972.  p. 121.
 
[3]José María Salvador. Efímeras Efemérides. Caracas UCAB 2001. p 404-405.

Créditos:
 
photo credit: Documentos Históricos (16) via photopin (license)

Temas a elegir:

Reflexiones Historia Canciones Libros propósito Biblia Relatos Concursos Poemas Frases Microrrelatos Películas #ReflexionaEsto Ciencia Educación amor pasado vida Khalil Gibran Personajes concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA IMAGEN Historia de Venezuela ciencia en tu vida concurso "FRASELETREANDO" concurso MICROFANTASY concurso de Microrrelatos "MICROLOVE" muerte Ciencias Sociales Representaciones Sociales Siglo XX Venezuela quimera Antropología TresDíasTresCitas amistad avanzar el otro #Historia #ViveLaHistoria #PasiónPorLaHistoria #TriviaRespuesta #TriviaHistoria #Trivia Cuentos Educación a Distancia El Profeta Espíritu Santo Funcionalismo Historiografía John Lennon Rosario Castellanos The Beatles adiós buscar destino dolor encontrar libertad plan de Dios proyecto de vida ser feliz servicio soledad tiempo verdad voluntad de Dios y si #creaunahistoria A day in the life ABBA Alice Herz-Sommer Ananké Anne Hathaway Así habló Zarathustra Augusto Cury Beatriz Alicia García Bee Gees Black Wolf Award Canción del Elegido Cesare Pavese Ciudadanía 2.0 Concurso “Mil Maneras de Morir” Cover my eyes Edgar Allan Poe El Idiota El breve espacio en que no estás El cuervo El principito El privilegio de amar Ensayo Estructuralismo Fiódor Dostoyeski Gané Mi Paz Gloria Estefan Google+ Haiku Heródoto Histoire du Cinema Historiografía Cristiana Historiografía Eclesiástica How I dreamed a dream I started a Joke In my life Interpretación de la Biblia Jabberwocky Jacinto Convit Jean Luc Godard Joan Manuel Serrat Ku Klux Klan Lewis Carroll Los Miserables Lucero y Mijares Luciano Pereyra Luis Miguel Luz de mis ojos Marillion Mecano Microcuentos Ministerio de la Defensa de Venezuela Mr Magorium Naturaleza Muerta Oscar Wilde Pablo Milanés Palabras de Amor Paráclito Pimpinela Premios Parabatais Pueblo Blanco Puedes llegar Rebelión Boxer Regla de Oro Rubén Blades Serrat Sin ti Soledad Bravo Talibán Tucídides Tácito Tú puedes Walt Whitman X-Men a diario abandono análisis crítico bondad búsqueda calidad de vida cambio catarsis cielo complejidad concurso ARMA UNA HISTORIA BASADA EN UNA CANCIÓN concurso de Microcuentos "MICROTERROR III" concurso de relatos "DEL MÁS ALLÁ" concurso de relatos "LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO" concurso de relatos "SAN VALENTÍN" concurso “FRASES EN IMÁGENES” consolación controlar los pensamientos crear deber decisión deseo desesperanza desvanecerse dime ven el ruiseñor y la rosa esclavitud espejo esperar existencia abierta gatos hechos sociales holismo imágenes no visualizadas Google+ indiferencia lazos lecciones madre. mamá maestra vida método científico niñez no generalizar objetivos oportunidad paradigmas plan a cuadros plan biográfico plan comparativo plan morfológico poder de la música presentación resumida querer racionalismo ser duros serendipia ternura tristeza una vida iluminada utilidad verdad cognoscible